Opinión y Pensamiento

La conjura contra América

La conjura contra América

Un enorme sector de población de los Estados Unidos de Norteamérica y de las democracias occidentales tiene miedo. Un miedo más que justificado. Sienten y viven que su condición de «usuarios y consuminores», la que los ubica en la sociedad contemporánea, se está desmoronando. Viven a un paso de traspasar las múltiples fronteras de la exclusión. Nunca le dieron demasiada importancia a su condición de «ciudadanos» (el uso y consumo de bienes era lo que les daba identidad). En su escasa conciencia crítica han centrado la responsabilidad de lo que les sucede en dos elementos básicos: la clase política y los medios de comunicación y espectáculo (a los que atribuyen, ¡y aciertan!, una total dependencia de la clase política y del poder financiero). El señor Donald Trump ha centrado toda su campaña electoral en furibundos ataques a la «casta» de los políticos y, también, al conglomerado de medios de comunicación que reflejaban los intereses políticos y económicos de las élites. Ha dado resultado. Nadie piensa ni dice que lo sucedido es que un millonario ha ganado las elecciones a una millonaria.

La población que ha votado mayoritariamente a este personaje tiene miedo. La desconfianza y la rabia son sus sentimientos. Pura emoción. El lider perfecto para administrar y encauzar esos sentimientos es el demagogo. Un demagogo habla con frases cortas. Con la naturalidad (y emoción) de decir lo que siente (no lo que razona o piensa).

Para un demagogo la verdad es algo que se siente, algo que sale del «corazón» y el «estómago». Si el demagogo es actor la puesta en escena es perfecta. Una verdadera bendición para una sociedad del espectáculo en la que priman los juicios y no el pensamiento.

En España uno de los líderes mediáticos, el presentador televisivo Jorge Javier Vázquez expresaba, hace unos días, su opinión a una concursante que se quejaba de los continuos gritos que se producían en un programa en el que concursaba: «estamos en Gran Hermano, si no quieres escuchar gritos, vete a una biblioteca». Una frase que condensa a la perfección dónde estamos y qué está ocurriendo.
Yo ya estoy instalado en la biblioteca…

Nota: me sumo a la recomendación de una amiga y les sugiero que vuelvan a leer una excelente novela de Philip Roth, «La conjura contra América«. En ella un lider norteamericano, mediático y popular, el aviador Charles Lindbergh (aislacionista, racista, antisemita, xenófobo y declarado admirador de Hitler), gana las elecciones presidenciales de Estados Unidos a Franklin D. Roosevelt.

Otro día hablaremos de las estimaciones demoscópicas. Jajaja

Sebastián de la Obra
Últimas entradas de Sebastián de la Obra (ver todo)
Click para comentar

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea. La minoría que piensa y siente.

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)