Cuentos sobre la monarquía

La progenie de Felipe el Hermoso

Felipe el Hermoso
Felipe el Hermoso. Atribuido al maestro de la Magdalena
Fernan Camacho

Fernan Camacho

Soy un tipo normal que un día juntó dos palabras y alguien, no recuerdo quién, me dijo que el puzzle no estaba mal. Después descubrí que las noches que no escribo suelo nacer muerto al día siguiente. En otro orden de cosas, nato el 15 de junio de 2013, en Sevilla, y actual estudiante de Derecho y Ciencias Políticas. Nada que ver.
Fernan Camacho

Latest posts by Fernan Camacho (see all)

La progenie de Felipe el Hermoso

“Aquellos que rodearon a Felipe el Hermoso se preguntaron porqué le llamaron Felipe. Más allá de eso, en los arrabales de lo que se comentaba en la corte -que fuera, acaso, un hombre tierno con quien no debía-, a Felipe el Hermoso le gustaba cantarle a la vida, leer sobre la muerte -y, por ende, de la pos vida- y susurrarle a las nubes de la belleza de las mismas.

No obstante, en su postura que al siglo (o a los dos siglos) convirtióse en humanista, no dejaba pasar la duda de su mote: “El hermoso”, que le resonaba en la cabeza día tras día como si fuera un tambor soslayado que vivía a la espalda de la propia remisión. Lo sentía cual tambor porque sabía que una trompeta, por ejemplo, podría pararse con el simple consistir del tornear de su llave, mas el tambor no tenía llave que cerrar y borbotonaría siempre en su contra-silencio.

“El hermoso”, su mote sonaba especialmente irónico desde que le avisaron de la existencia de la genética, apenas dos horas después de que su hijo Carlos naciese en un váter de palacio.”

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba